Las palabras homófonas son aquellas que se escriben y tienen significados diferentes pero que se pronuncian igual. Generalmente esto sucede por letras que tienen un sonido demasiado parecido como la v y la b, la c y la s o la y e i.

Ejemplos de palabras homófonas

Abiar (manzanilla loca) – Aviar (arreglar / preparar)

Abocar (asir con la boca) – Avocar (llamar a sí a un superior)

Acervo (conjunto de bienes culturales) – Acerbo (áspero)

Alaba (del verbo alabar en presente) – Álava (Provincia)

Albino (de piel muy blanca) – Alvino (relativo al bajo vientre)

Abalar (conducir) – Avalar (garantizar)

Baca (parte superior de un carruaje) – Vaca (animal)

Bacante (sacerdotisa del dios Baco) – Vacante (vacía / desocupada)

Bacía (vasija de barbero) – Vacía (desocupada)

Bacilo (microbio) – Vacilo (del verbo vacilar en presente)

Baco (dios del vino) – Vaco (cesar la actividad)

Baga (cápsula de la linaza) – Vaga (ociosa)

Grabe (del verbo grabar) – Grave (importante)

Hierba (planta) – Hierva (del verbo hervir)

Sabia (pasado del verbo saber) – Savia (liquido vegetal)

Tubo (pieza circular hueca) – Tuvo (pasado del verbo tener)

Ortografía: del uso a la norma
Por Eugenio Cascón Martín
Fuentes de las definiciones; Real Academia Española